Los órganos sensoriales pueden ser estimulados a muy temprana edad de una forma consciente, para conseguir un efecto de bienestar y de relajación con diversos fines terapéuticos, educativos o simplemente de diversión. En este sentido la sala Snoezelen o multisensorial ofrece múltiples opciones de estímulos sensoriales para los niños en ambientes controlados.

Snoezelen es una técnica que se inició en Holanda, cuyo término es una contracción de dos palabras “snuffelen” y “doezelen” que significan “oler” y “relajar”.  Su propósito inicial era conseguir una mejoría en diferentes trastornos del desarrollo.

¿Qué es una sala Snoezelen?

La sala Snoezelen o multisensorial para niños es un espacio acondicionado para la estimulación sensorial. Son muy agradables y accesibles tanto visual como cognitivamente, ya que, en estos ambientes controlados, se puede encontrar una gran variedad de objetos, sonidos, luces, texturas, imágenes, colores, aromas, vibraciones, etc.

La sala Snoezelen permite a los niños experimentar a través de sus sentidos: oído, vista, tacto, olfato y gusto. En estos espacios se experimenta la entrada de información del entorno al sistema nervioso central activado de una forma única y eficiente, recordando que los sentidos son el primer vehículo que les permite a los niños conocer el mundo. Ese contacto favorece el aprendizaje, la relajación, el autocontrol y la percepción de sensaciones ajustadas a las necesidades de cada niño.

Tipos

Según los materiales que se encuentren en la sala se pueden diferenciar tres tipos: salas blancas, salas oscuras y salas aventura. Aunque dentro de la misma sala se reflejan dos entornos: pasivo y activo.

Sala Blanca:

Como su propio nombre indica es de color blanco. El propósito de este espacio es promover el control y la relajación del niño en un entorno pasivo. Los estímulos que recibe se realizan por el descubrimiento y la espontaneidad, iniciándose desde la vista y pasando después a los otros sentidos.

Salas oscuras o negras:

Se caracterizan por una iluminación oscura con elementos brillantes y fluorescentes. Esta sala busca una estimulación por revelación, facilitando el aprendizaje por la búsqueda de sorpresas. El primer sentido que se activa en esta sala es el olfato, luego el oído y la vista, hasta completarlos todos.

Sala aventura:

En comparación con las anteriores, en la sala aventura la iluminación no tiene un papel relevante, pero sí los materiales que contiene como obstáculos, sorpresas o pelotas entre otros. Su propósito es promover el desarrollo sensorial y cognitivo a través de acciones motoras.

¿Qué material se necesita?

La sala Snoezelen presenta una gran gama de materiales, no todas las salas cuentan con los mismos objetos y elementos, esto dependerá del criterio de los especialistas, no existe un manual para la selección de elementos. En la sala puedes encontrar materiales visuales, táctiles, olfativos, auditivos, vestibulares y propioceptivos. Algunos de estos pueden ser:

  • Tubos de burbujas.
  • Fibra óptica.
  • Proyector de luz.
  • Cama de agua.
  • Piscina de pelotas.
  • Pelotas grandes.
  • Equipo de sonido.
  • Difusor de aromas.

Estas salas tienen también una gran variedad de superficies: lisas, ásperas, blandas, brillantes, vibrantes, entre otras.

Sin duda, la sala Snoezelen o multisensorial es un espacio de innovación pedagógica que permite crear entornos personalizados para atender las necesidades específicas de cada niño. En Logos Nursery, escuela infantil situada en Las Rozas de Madrid,  educamos en emociones y sensaciones utilizando toda la metodología multisensorial de una forma didáctica y educativa, para que nuestros alumnos vivan una experiencia única que favorezca su autoestima, la toma de decisiones  o la concentración, entre otros aspectos. Te invitamos a conocer más sobre nuestro proyecto multisensorial con el que los niños viven una experiencia única en los inicios de su educación.

​Déjanos tu teléfono y te llamamos