Se acabó el verano, pero los alumnos de Logos International School han vuelto a la rutina cargados de nuevas e ilusionantes vivencias que les han ayudado a crecer. El alumnado de 1º de Bachillerato de Logos ha vivido una experiencia inolvidable este verano, y es que han tenido la oportunidad de hacer el Camino de Santiago con esfuerzo e ilusión.

La aventura dio comienzo el 30 de junio, cuando llegaron a Ferrol para iniciar el Camino Inglés en compañía de sus profesores Vicente, Ana y Jorge, y del sacerdote del Colegio Pepe, esperándoles en Santiago. Unos días de convivencia y una experiencia que recordarán toda su vida, que culminó con la llegada a Santiago el día 6 de julio.

Y es que, nunca se es demasiado joven para hacer el Camino de Santiago. Numerosos grupos escolares y familias con niños se embarcan en esta aventura cada año, que con sus pros y sus contras, siempre merece la pena.

Consejos imprescindibles para hacer el Camino de Santiago con niños

  • Cuidado de los pies. Un calzado adecuado es imprescindible para todo peregrino, pero en especial para los peques, que se negarán a dar un paso más si no se encuentran cómodos con el calzado que llevan puesto. Las premisas son: impermeable, cómodo y que se haya estrenado con anterioridad.
  • No olvidéis el chubasquero. No hay nada más incómodo que caminar con la ropa y el pelo mojados, así que mejor llevar este accesorio siempre en la mochila para afrontar todo tipo de inclemencias del tiempo.
  • Preparar la mochila. Aunque es recomendable que los niños lleven su propia mochila, el peso de la misma debe ser acorde a su propio tamaño y peso. En ella pueden llevar agua, el chubasquero, una muda y algún juego.
  • Una alimentación equilibrada. Este es un imprescindible para afrontar con energía la caminata, es la mejor garantía de un buen estado físico.

Beneficios de recorrer el Camino de Santiago en familia

  • Se trata de una experiencia enriquecedora que ayuda a unir a la familia.
  • Se necesitan muy pocos elementos materiales para hacer el camino, lo que hará que los niños aprecien mucho más todo a su alrededor: la naturaleza, la compañía, la posibilidad de hacer nuevas amistades…
  • Fomenta la responsabilidad de los pequeños. Son responsables de su mochila y de cuidar el entorno.
  • Sin duda, es un tiempo de calidad en familia, lejos del estrés y la rutina de la vida cotidiana.
  • Los niños socializan con otros peregrinos de su edad de diferentes rincones de España e incluso del mundo.
  • Cada día supone un objetivo alcanzado, pequeños logros hasta alcanzar la gran satisfacción de llegar a la meta final.

No os perdáis las reseñas sobre la experiencia vivida que han escrito algunos de los alumnos de Logos International School que han recorrido el Camino de Santiago junto a sus compañeros y profesores este pasado mes de julio. ¿Quién se apunta el año que viene?